Para exigir el fin del embargo económico de EU.

Rodaron miles de cubanos

Cientos de personas a bordo de autos, motos y bicis organizan una rodada en el Malecón de la Habana para pedir el fin del embargo estadunidense.

La Habana.- Cientos de autos y ciclistas con banderas cubanas recorrieron bulliciosamente este domingo un desolado Malecón en La Habana para pedir el fin del embargo estadunidense, recrudecido durante la pandemia de covid-19.

Haciendo sonar los claxon y gritando consignas, los participantes recorrieron unos 7 kilómetros desde el paseo marítimo de Paula hasta el torreón de La Chorrerra, un fortín de la época colonial devenido bar que marca el fin del paseo marítimo.

La marcha pone a Cuba en sintonía con agrupaciones amigas de las autoridades de la isla, que realizaron marchas y actos similares en 60 ciudades del mundo, según reportan medios locales.

El Malecón, una avenida costanera normalmente muy concurrida por caminantes, pescadores y turistas, se encuentra casi sin presencia humana desde que comenzó la pandemia de la covid, hace un año.

El bloqueo durante la pandemia de covid-19 es no solo un crimen, es no solo ilegal, es no solo inmoral, es no solo extraterritorial y una violación gruesa del derecho internacional sino (que) se refuerza su carácter genocida”, dijo el canciller Bruno Rodríguez a la prensa.

Pocas esperanzas

El embargo, impuesto por Estados Unidos en 1962, fue reforzado con 280 sanciones durante la administración republicana de Donald Trump.

Pero la esperanza de que esa tensa relación cambiaría con la llegada al poder de Joe Biden se ha ido desvaneciendo en la medida que la isla no parece ser un tema prioritario para la nueva administración estadunidense.

Todo es bueno para marchar: vehículos que simulan trenes infantiles, coches con caballos, triciclos.

“Este bloqueo es inhumano y yo creo que se están haciendo muchas campañas en diferentes partes del mundo y nosotros como cubanos es nuestro deber apoyar esta campaña”, dijo la ex bicampeona mundial de los 800m Ana Fidelia Quirot.

La Habana y buena parte del país aplican medidas de distanciamiento contra la pandemia, y al cierre del sábado se cuantificaban 72 mil 503 casos con 415 fallecidos, cifras bajas para sus 11.2 millones de habitantes, en comparación con sus vecinos del área.