“La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa”

Censura y violencia contra periodistas

“La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado,” dice el artículo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pero esto es tan solo un sueño para este país, en el que la violencia es el medio para lograr la censura, y la libertad para recibir y difundir información es tan sólo una ilusión.

La censura siempre ha existido y su concepto ha sido siempre el mismo, pero sus formas son cambiantes y diversas, como lo es la sociedad que la sufre. Así como la censura puede ser imperceptible, pues no se puede distinguir lo que se desconoce, también se puede vivir en formas obvias como lo es la violencia hacia los periodistas. Ambas formas de censura son peligrosas y en ambas está dañada la sociedad, no solamente la persona a quién se ha atacado específicamente.

La criminalización y limitación de libertad de expresión, así como el restringir el acceso a la información, violentan los derechos de las personas. Es en el artículo 13 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos y en el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (celebrado en la Ciudad de Nueva York en 1996) que se establece la libertad de pensamiento y de expresión como un derecho humano. Este derecho comprende tanto el recibir y el buscar, como el difundir la información que sea de su interés o necesidad.

Hay diversos factores que llevan a la censura de la información en un país, siendo estos por ejemplo la violencia hacia los periodistas, pues se silencia al mensajero y se impide de esta manera el acceso a la información; es por esto que México no sólo es un país en el que se violan los derechos humanos de aquellos que buscan expresarse, comunicar e informar, sino los de todos aquellos a quienes se les priva de información. Esta violencia se emplea por medio de hostigamiento, amenazas, torturas y puede terminar con la muerte de los comunicadores.

Un resultado de esta falta de seguridad en la cual viven los periodistas es la autocensura, una situación en la que por miedo a las represalias, el mismo comunicador limita sus acciones y pensamientos a aquello que sabe que es “seguro” dar a conocer. Los periodistas se autocensuran en busca de poder sobrevivir. La diversidad de riesgos y ataques contra periodistas ha convertido a México en el país más mortífero para ellos, siendo los otros países más peligrosos, países en estado de guerra. Aunado a la violencia a la que están expuestos los periodistas, un agravante de esto es la impunidad. Según datos de Artículo 19, una ONG cuya finalidad es proteger la libertad de expresión y el derecho a la información, 99.13% de los casos de violencia hacia periodistas quedan impunes. Esta impunidad es

provocada por la ineficiencia de los poderes legislativos, judiciales y administrativos, mismos que causan el problema.

Los principales peligros para los periodistas son los funcionarios públicos, las personas en el poder y el crimen organizado. No solamente se ven atacados aquellos que informan sobre el narcotráfico, sino también sobre quiénes destapan los datos sobre corrupción y mala política. En México, el gobierno cuenta con gran poder sobre los medios de comunicación nacionales, controlando así también lo que éstos dan o no dan a conocer, siempre cuidando los intereses específicos de algunos. Para controlar al público primero se tiene que controlar la información que éste recibe, el gobierno siempre ha sido consciente de esto y lo ha logrado. Las amenazas y represalias violentas e impunes han silenciado muchas voces, dejando al país ciego, sordo y mudo. Al matar a un periodista, se entierra también la verdad.

La censura y la violación de derechos son vividos día a día en este país. En México no hay voz ni pensamiento libres, en México hay selección de lo que todos conocen y una manipulación de las masas. Sin libertad de expresión y acceso a la información se limita el crecimiento y el juicio individual pasando así a ser parte de una sociedad diseñada y alejada de la democracia.

Bibliografía

Article 19. (2019, 25 febrero). Protocolo de la Impunidad en Delitos Contra Periodistas. https://articulo19.org/informeimpunidad/

Centeno Mancera, A. (2020). Violencia contra periodistas como síntoma de la censura en México. Estudio De Ciencias Sociales Y Administrativas De La Universidad De Celaya, 10(1). Recuperado a partir de http://ecsauc.udec.edu.mx/index.php/ECSAUC/article/view/60

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments